SalSa

HISTORIA DE DOS EX-MINISTROS

In General on 17/08/2015 at 5:32 PM

arbol del bien y el malEscrito por: Gustavo Coronel el 15/04/2015

Debo hablar de dos personas, a quienes no identificaré más allá de decir que ambos fueron ministros en Venezuela. Uno de ellos, bajo la presidencia de un presidente de la etapa democrática. El otro, bajo la presidencia de Hugo Chávez Frías.
El primero se graduó en la universidad del Zulia, de ingeniero petrolero. El otro, dicen que se graduó de ingeniero mecánico en la universidad de Mérida.
El primero desempeñó sus actividades durante la etapa democrática y se retiró del  ministerio a la vida privada. Hoy en día me notifican que este ministro, quien ha sido mi amigo de muchos años, está delicado de salud y está siendo atendido en una institución del estado en un país que no es Venezuela, una institución para personas quienes no pueden pagar la atención médica privada. Su honestidad al servicio de su país ha sido “premiada” con la indigencia, no le ha permitido tener una vejez libre de los acosos de la pobreza.
El segundo ya no es ministro pero sigue “enchufado” en el perverso sistema burocrático que impera en Venezuela. Se dice que el dinero que tiene acumulado no tiene parangón entre los boliburgueses y que tiene un intermediario que se permite dar propinas de cien mil euros en los hoteles de Europa. Su conducta ha sido bochornosa en todo sentido: gerencial, ética y profesional.
La tragedia de Venezuela está resumida en las trayectorias de estos dos hombres. El servidor público honesto está hoy sin recursos, forzado a acogerse a la protección de servicios de beneficencia en un país extraño. El malandro está reventándose de dinero y probablemente podría pagarse, con lo que carga en el bolsillo, un trasplante de corazón.
Sabemos que la vida no es justa pero es difícil aceptar que sea tan injusta. No acepto que Pastor Maldonado dilapide en cada carrera fracasada de F1 mil veces más dinero del que requeriría un servidor público honesto para pagar su atención médica. No acepto que el payaso de Nicolás Maduro gaste miles de dólares en pagar dobles para él y la llamada primera combatiente, mientras haya venezolanos que no se pueden limpiarse el fundillo. No acepto que los bolichicos tengan castillos españoles y jets privados mientras los ciudadanos amantes de la democracia estén en prisión. No acepto, en fin, que los ignorantes, los corruptos, los entreguistas, los verdaderos enemigos de Venezuela, estén hoy apoyados por una fuerza armada podrida hasta el tuétano, mientras el país languidece y se coloca al nivel de los países más atrasados del planeta.
Esto, compatriotas, no se puede arreglar por las buenas. Cualquier intento de reconciliación y de diálogo con la marabunta que infecta la función pública venezolana ofende a quienes no hemos perdido la dignidad.
No podemos resignarnos ante la injusticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: